Sexualidad

Disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales implican alteraciones relacionadas con el deseo sexual. Pueden haber estado presentes desde el inicio de la actividad sexual o pueden aparecer tras un período de actividad sexual normal. Pueden aparecer relacionadas con situaciones (enfermedad, efectos de fármacos), pareja sexual (p.ej., puede disfrutarse de una actividad masturbatoria normal y sin embargo tener problemas con la pareja por el deterioro de la relación).

El ciclo completo de la respuesta sexual puede dividirse en las siguientes fases:

  1. Deseo: consiste en fantasías sexuales y deseos de llevarlas a cabo.
  1. Excitación: consiste en la sensación subjetiva de placer sexual y se acompaña d cambios fisiológicos. En el hombre los cambios más importantes son la tumescencia peneana y la erección. Y en la mujer los cambios más importantes son la vasocongestión generalizada de la pelvis, la lubricación y expansión de la vagina, y la tumefacción de los genitales externos.
  1. Orgasmo: Consiste en el punto culminante del placer sexual, con la eliminación de la tensión sexual y la contracción rítmica de los músculos perineo y de los órganos reproductores. En el hombre existe la sensación de inevitabilidad eyaculatoria, que va seguida de la emisión de semen. En la mujer se producen contracciones en la vagina. En ambos el esfínter anal se contrae rítmicamente.
  1. Resolución: consiste en relajación muscular y de bienestar general. Los hombres son refractarios a la erección y orgasmo durante un tiempo, mientras que la mujer puede responder inmediatamente a estimulación sexual.

 

Trastorno del deseo sexual.

Se caracteriza por la ausencia o escasas fantasías sexuales y del deseo de actividad sexual, o por la aversión que puede experimentarse en otras personas la actividad sexual.

Trastornos de la excitación sexual

En el caso de la mujer consiste en la incapacidad para mantener la respuesta de lubricación durante la fase de excitación sexual hasta el orgasmo. Tiende a producir bastante malestar en las relaciones interpersonales.

En el caso del hombre hace referencia a problemas en la obtención o mantenimiento de la erección hasta el final de la actividad sexual.

Trastornos relacionados con el orgasmo

  • Trastorno orgásmico: Tanto en el caso de la mujer como en el del hombre consiste en el retraso persistente del orgasmo tras una respuesta de excitación normal, y provoca en ambos casos malestar y dificultades en las relaciones interpersonales.
  • Eyaculación precoz: consiste en la eyaculación recurrente a una estimulación sexual mínima antes, durante o después de la penetración y antes de lo deseado.
  • Dispaurenia: consiste en dolor genital durante el coito. También puede aparecer antes o después de la relación sexual.
  • Vaginismo: Aparición recurrente de espasmos involuntarios de una parte de la musculatura de la vagina que interfiere en el coito.